Mensajes con el Tag ‘ciencia’

Un palito de pino, lo nuevo para purificar agua

Sábado 8 de marzo de 2014

Científicos del MIT presentan un sistema para purificar agua y librarlo del 99,9% de las bacterias. La idea es filtrar agua a través de una ramita y aprovechar el sistema natural de filtrado de las plantas.

Rohit Karnik es un ingeniero mecánico del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) que trabaja en tecnologías relacionadas con el transporte de agua. Hace unos meses, mientras asistía a un congreso en el que se hablaban de plantas y sistemas de riego, se le prendió la lamparita y se decidió a emplear el mismo sistema que utilizan las plantas para filtrar el agua.

Karkin acaba de publicar un trabajo en la revista PLOS ONE en el que presenta un sistema muy sencillo para purificar agua y librarlo del 99,9% de las bacterias. El sistema consiste en utilizar una ramita de madera de pino, quitarle la corteza, introducirla en el extremo de un tubo de plástico y utilizar el conducto para absorber agua. Según explica, el agua atraviesa el tejido de la ramita, el conocido como xilema, cuya estructura permite a la planta subir el agua hacia las hojas sin que se produzcan burbujas por cavitación. Esta ventaja, según Karkin, hace que el agua que se obtiene al otro lado del filtro se purifique en buena parte y reduzca la presencia de bacterias en un 99,9%.

La intención es reducir la incidencia de enfermedades que se transmiten por el agua en todo el mundo .

Las partículas que contiene el agua son filtradas por los poros nanoscópicos del xilema y son especialmente eficientes cuando se trata de una rama fresca, no de una rama seca. “La construcción sencilla de filtros de xilema”, escriben los autores del estudio, “combinada con la fabricación de un material barato y biodegradable, podría conducir potencialmente a una extensión de su uso que reduzca la incidencia de enfermedades que se transmiten por el agua en todo el mundo”. Un dispositivo permitiría, según sus cálculos, filtrar cuatro litros de agua al día, suficiente para una persona.

Aunque el sistema es prometedor, no todos los científicos se muestran tan optimistas ya que los virus más pequeños aún pueden pasar el filtro, por lo que Karkin y su equipo están buscando maderas con poros más finos para afrontar este problema. El especialista Robert Jackson, de la Universidad de Stanford, asegura en NPR que el sistema puede valer para emergencias pero no es seguro del todo contra las bacterias. “Cuando tienes miles, incluso millones, de ellas en una gota de agua no quieres confiar en algo que tiene un 99% de eficiencia”.

fuente: http://www.plosone.org/article/info%3Adoi%2F10.1371%2Fjournal.pone.0089934

Pañal inteligente te avisará cuando tu bebé se hizo

Martes 25 de febrero de 2014

Un grupo de investigadores de la Universidad de Tokio creó un sensor orgánico sensible, el cual decidieron meter dentro de un pañal para que alerte de manera inalámbrica si quien lo utiliza requiere un cambio. Si bien la idea puede resultar un poco inútil para muchos (ya que supuestamente la mayoría de los padres se da cuenta cuando un bebé necesita que le cambien el pañal), estos investigadores han planeado implementarlo principalmente en pañales para adultos (que por lo general se encuentran solos o en geriátricos). Esto es debido a que la población de adultos mayores en Japón está creciendo a ritmo acelerado.

pañal inteligente

El dispositivo tendría un funcionamiento muy sencillo: el enfermero se acerca a la persona con una dispositivo receptor para leer el pañal y así saber si se requiere que lo cambien o no.

Lo mejor de todo esto y que seguramente deberíamos remarcar, es que la producción de dicho dispositivo sería de muy bajo costo, por lo que sería muy viable de que tenga un buen impacto en el mercado.

De momento el sensor está siendo probado con humedad, presión, temperatura y otros indicadores que provocan cambios en la resistencia eléctrica. Así que veremos si en un futuro dicho pañal se empieza a comercializar.

Fortaleciendo los músculos con el pensamiento

Jueves 18 de abril de 2013

A pesar de que parezca un título que mostrará algo gracioso, lamentamos informarles que no lo es…

En un simposio celebrado hace una década por la Sociedad de Neurociencia de Estados Unidos, el investigador Vinoth Ranganathan de la Fundación Clínica de Cleveland, dio a conocer un experimento que probaba que los individuos sanos pueden aumentar significativamente la fuerza de los músculos abductores de los dedos y de los músculos flexores del codo a través del entrenamiento mental. Es decir, pensando en el ejercicio sin llegar a practicarlo físicamente.

Para lograr este resultado, dicho investigador se basó en 30 voluntarios con edades comprendidas entre los 20 y 35 años, quienes se concentraron en aprender cómo funcionan sus músculos durante un entrenamiento físico con máxima fuerza. Una vez esto, realizaron contracciones mentales del abductor del meñique o de los músculos flexores del codo durante 15 minutos al día, 5 días a la semana, durante 12 semanas. Para comprobar que no movían realmente los músculos, los científicos usaron la electromiografía.

Tras los experimentos, la fuerza de abducción del dedo aumentó más de un 35 % y que la fuerza de flexión del codo se incrementó un 13,5 % en el grupo que realizó los ejercicios “imaginarios”, en comparación con el grupo de referencia. Además, en las resonancias magnéticas funcionales de sus cerebros realizadas tras entrenar se observó una actividad mayor y más concentrada en la corteza prefrontal en comparación con las imágenes previas al entrenamiento.

Por lo tanto, podremos decir nomás que podemos fortalecer los músculos (específicos en este caso) solo con el poder de nuestra mente.

Visto en: Muy Interesante

El estrés y la depresión reducen el tamaño del cerebro

Miércoles 15 de agosto de 2012

La depresión y el estrés crónico pueden causar una disminución en el volumen cerebral debido a una pérdida de conexiones neuronales en el mismo, según indica un estudio publicado en la revista Nature Medicine. El responsable de dicha pérdida es el factor de transcripción GATA1, una especie de `interruptor genético´ que se activa en los cerebros de las personas con depresión.

El GATA1 reprime la expresión de al menos cinco genes necesarios para formar las conexiones sinápticas entre neuronas. La pérdida de estas conexiones ocasiona alteraciones en los procesos emocionales y cognitivos, y también contribuye a la pérdida de masa cerebral en la corteza prefrontal.

Para llegar a estas conclusiones, el equipo de investigadores, de la Universidad de Yale, analizó el tejido cerebral donado por pacientes con y sin depresión, encontrando que las personas que habían estado deprimidas tenían una menor expresión de los genes relacionados con las conexiones neuronales.Un segundo experimento demostró que, cuando se activaba el factor GATA1 en el cerebro de ratones de laboratorio, estos mostraban síntomas de depresión.

Los autores esperan que el conocimiento de la funciones de GATA1 pueda, algún día, ayudar a identificar a personas con alto riesgo de padecer depresión o con mayor sensibilidad al estrés. “Esperamos que, mediante la mejora de las conexiones sinápticas, ya sea con nuevos medicamentos, o con psicoterapia, podamos desarrollar terapias antidepresivas más eficaces”, ha explicado Ronald Duman, uno de los autores.

Descubren el mecanismo universal del envejecimiento

Lunes 13 de agosto de 2012

Gracias al desarrollo de chips de ADN se ha podido comprobar que la proteína llamada sirtuin condiciona el proceso de envejecimiento de los mamíferos.

De hecho, su importancia radica en la regulación de una expresión genética adecuada, es decir, cuando los genes que deben permanecer desactivados se activan por la desregulación que indirectamente produce el deterioro del ADN, la proteína sirtuin no puede hacer bien su trabajo.

Este importante descubrimiento publicado en la prestigiosa revista Cell-2, propone un “mecanismo universal” de envejecimiento, hasta el punto de poder en un futuro crear medicamentos que hagan reversible la vejez.

El mecanismo universal afectaría por igual tanto a los organismos unicelulares (como los hongos) como a los multicelulares (como los mamíferos), y se ha convertido en el primer mecanismo conservado a lo largo de la evolución, en tan diversos organismos a la vez, según los investigadores, se remontaría a hace mil millones de años.

Experimentando con ratones y bajo la hipótesis de que con más sirtuins, la reparación del ADN se volvería más eficiente, se extendió la esperanza de vida de los ratones en entre un 24 y un 46%. Los científicos señalan que este descubrimiento abre una vía para la creación de medicamentos que puedan estabilizar la redistribución de sirtuins a medida que pasa el tiempo.

En definitiva, el deterioro del ADN no sería en sí mismo la causa del envejecimiento, explican los investigadores, sino que pondría en marcha un proceso que provoca la ausencia de regulación de la expresión genética siendo posible invertir el proceso del envejecimiento.

 

El crater hallado en el ártico fue creado por el impacto de un meteorito

Domingo 12 de agosto de 2012

Expertos canadienses han determinado que un cráter de 25 metros de diámetro, descubierto hace un par de años por investigadores de la Universidad de Saskatchewan y el Departamento de Recursos Naturales de Canadá al momento en que sobrevolaban en helicóptero la isla Victoria en el archipiélago ártico canadiense elaborando un mapa para el programa de Energía y Minerales, es el resultado del impacto de un meteorito que fue parte de la “lluvia de meteoros” que acabó con la vida de los dinosaurios hace millones de años.

La antigüedad estimada del crater, que se supone fue creado por un asteroide de unos 5 kilómetros de diámetro, es de entre 130 y 350 millones de años.

Brian Pratt, un profesor de geología de la Universidad de Saskatchewan que se encuentra estudiando el lugar dijo:

El tamaño del cráter revela información sobre el tamaño del meteorito que lo originó, y estimamos que pudo tener unos 5 kilómetros de diámetro.

Hechos de esta magnitud se producen en nuestro planeta una vez cada dos o tres millones de años.

Esperemos que por lo pronto no caiga ninguno arriba de nuestras cabezas…

 

Perdidos

Perdidos

Por País de Locos